Monday, February 16, 2015

El Triángulo del Mea Culpa

No era una ilusión que su cerebro no hacía otra cosa sino servirle ilusiones. Sobra decir que esto creaba un pequeño dilema. Si el entendimiento de tu entorno se basaba en el reflejo deformado de los espejos de una caseta de feria de lo que realmente sucedía, entonces cada pensamiento individual debía mirarse con sospecha. Lo cual creaba aún otro dilema: parálisis por análisis. ¿Cuál, si la hay, es la acción apropiada que uno toma ante un flujo constante de desinformación cerebral? Por supuesto siempre existe la opción de moverse por el mundo con gran certidumbre, fingiendo que la conciencia de uno está conectada a la verdad absoluta de la existencia. La evidente pega en ello sería comportarse y hablar como un político. Tras un tiempo de imprecisa reflexión, concibió una solución científica que esperó aliviaría no solo su sufrimiento sino el de toda la humanidad. La base de su descubrimiento puede representarse en lo que millones alrededor del mundo llaman El Triángulo del Mea Culpa.




Cortesía de:

Saturday, September 20, 2014

Ser humano...

…da todo el asco.

Nunca sabes lo que es cierto, lo que no lo es. Nunca sabes si quizá eres lo suficientemente estúpido como para dejar de serlo.

¿Cómo alguien estúpido puede en primer lugar saber que lo es y en segundo lugar dejar de serlo? Me dicen desde el Cielo que no hay cura para la estupidez.

¿A  quién le gusta vivir en un estado permanente de angustia existencial? Nunca sabes cuándo te mienten. Nunca sabes cuándo te mientes.

Buen sueño.

Sunday, September 08, 2013

Salvar la vida


No llegué a conocer a uno de mis abuelos. Según me han contado, era trabajador en la mina a ratos cuando no estaba levantando una casa piedra a piedra, recogiendo patatas a diez grados bajo cero o dando de comer a las vacas.

Un día en la mina encontraron una bolsa de gas mientras trabajaban. Se debía evacuar, el gas estaba desplazando el aire y no se podía respirar. No sé cuántos pudieron salir. Un compañero y mi abuelo eran los últimos. El compañero cayó al suelo, así que cargando con él mi abuelo intentó salir. Lo que pasó después explica por qué no legué a conocerle.

No hay una única forma de salvar la vida de alguien. A lo largo de la historia siempre han habido ejemplos en guerras, que suelen ser los más famosos porque son buen material para las películas.

En la vida diaria, a pesar de que a uno se le despierte el sentimiento épico a veces, no suelen darse estas oportunidades o así nos lo parece. Existen otras.

Hay algo más importante que salvar una vida y es evitar que alguien a quien apreciamos caiga al abismo, es una rampa resbaladiza. El deber de un buen amigo, si es que realmente es amigo y hace honor a su nombre, es como mínimo hacer el mejor esfuerzo posible por evitar que alguien apreciado se despeñe.

Salvar el destino último de alguien no es posible si la persona que queremos que salga del trance no recuerda por qué ha venido aquí y no toma la decisión.

Friday, June 07, 2013

Gris

Soy un hombre gris, con un trabajo gris y una gris actitud.

Cuando termina mi jornada laboral gris, regreso a mi domicilio gris, donde está mi gris portátil para conectarme a grises noticias. Contesto a mi teléfono gris antes de ir a dormir sueños grises.

Mi vida amorosa es ausente y gris, grises mis esperanzas y sueños, grises mis emociones con mi materia gris.

Cuando la luz entra por mis grises ventanas, despierto de mis grises sueños para afrontar otro día gris. Cuando el sol brilla a través de la gris lluvia que cae de grises nubes, grises son los arcoíris.

Grises como la urna gris que albergue mis grises cenizas.

Soy gris, dabadí, dabadá.

P.D. Sospecho que la anterior entrada no era muy acertada.

Thursday, May 09, 2013

Algo está cambiando en mi

No sé lo que es.

A pesar de la hora tardía necesito dejar esto por escrito.

No sé si es el final de una etapa oscura para mí, una etapa de la que no esperaba salida, de la cual no se vislumbraban sino horizontes entenebrecidos y dolorosos. Eso espero.

No hace mucho estoy teniendo a ratos un inexplicable sentimiento de libertad que había olvidado por completo y recuerdo haber experimentado en mi infancia. Es como si volviera a percibir un mundo preñado de posibilidades, similar a respirar hondo al aire libre un día de primavera tras haber terminado las clases.

Estos dos últimos días he estado con gripe y bronquitis. El dolor y la fiebre parecían distantes y ajenos a mi. Sin embargo cada día me siento más estúpido por continuar haciendo este trabajo rodeado de extraños. Me encuentro respondiendo cabreado a la gente cuando antes solía responder de manera políticamente correcta. Al menos no lo reprimo para que se convierta lentamente en una neurosis de las de 100 euros la hora de psiquiatra.

Todo lo que puedo decir al lector es: Pásate al lado luminoso.

Estoy tan alegre y agradecido que debo dar crédito a donde se debe dar. Gracias a Dios.

Hay una sonrisa que no me puedo quitar de la cara, probablemente porque doy yuyu.

Wednesday, March 06, 2013

Calma chicha

Tras el evento de ayer, las cosas por donde me encuentro permanecen en estado de calma.

La normalidad y tranquilidad prevalecen. Me alegro de que la gente valore más su vida y la de su familia que las ideas que puedan llenar su cabeza.

Tuesday, December 25, 2012

Feliz Navidad

El mundo no se ha acabado, no se han abierto los mares y parece que todo tiene pinta de seguir más o menos como estaba.

Paz y Buena Voluntad para todos los hombres.